ARTICLES DE REFLEXIÓ

Apuntes alrededor de la idea del sujeto político y la educación.

Jaume Martínez Bonafé. Universitat de València. AMESTI EDUCACIÓ

__________________________

 

No creo que el sujeto político sea un a priori. Algo así como el "hombre nuevo" del Che Guevara, un ser esencial, un modelo a alcanzar, el nuevo paradigma de la revolución. No tiene sentido definir con antelación lo que no se conoce, y es políticamente peligroso predecir el mañana, lo que deberá o no ser definido como el mañana. Freire decía que somos andando, y creo que en el sencillo andar de cada día está el inicio de la capacidad de ser sujeto; sujeto sujetado[1], pero sujeto.

 

Creo que sujeto político es, en efecto, saberse en un camino, un proceso, una exploración, una búsqueda y una deriva. Me parece, sin embargo, que la condición de sujeto político requiere que en ese camino pasen algunas cosas, nos pasen algunas cosas,   acontecimientos[2], creación de situaciones que nos permiten vivir el compromiso con la rebeldía ante toda forma política de control. Si continuamos con la metáfora del camino, es precisamente la posibilidad de la deriva, la decisión de no seguir cualquier trazado ordenado previamente, la resistencia. Y creo que esa posibilidad de la deriva, ese deseo de rebeldía, ese movimiento continuo, ese acto de creación y resistencia, produce saberes, genera significados, desde los que nos dotamos de esa identidad de sujeto (que se sabe sujetado). No pienso en saberes-información con los que simbolizamos un cierto estado de cosas en un determinado ámbito social, político, cultural, artístico o cientifico. Es otro saber que nace, precisamente, del quiebre de ese saber-información de un determinado ámbito. Es un saber producido por sujetos comprometidos con la lectura interpretativa y crítica de los sintomas de un situación, y de las posibilidades de subversión de la misma.[3]

 

No debe haber, por tanto, un SUJETO POLÍTICO (con mayúsculas y en singular) porque serán las particulares luchas de cada cual por escapar/combatir/ liberarse de la sociedad de control las que generen saberes particulares, saberes nacidos de experiencias diferentes, y formas diferentes de saberse en el camino de la rebeldía.

"Durante los años 1945-1965 (estoy pensando en Europa) existía una forma correcta de pensar, un estilo de discurso político, una determinada ética del intelectual. Había que codearse con Marx, no dejar uno vagar sus sueños muy lejos de Freud y tratar los sistemas de signos -el significante- con el mayor de los respetos. Tales eran las tres condiciones que hacían aceptable esa singular ocupación que es la de escribir y enunciar una parte de verdad acerca de sí mismo y de su época". (Foucault, prólogo al Anti Edipo)

 

La condición de sujeto político, la condición de experiencia de vida de sujeto político crea un lenguaje, un modo de simbolización. El saber nacido de la experiencia de vida se simboliza, mostrando los hallazgos en el camino recorrido, pero también lo que todavía se desconoce (en el inicio de la revolución soviética, el salto histórico del poder de los consejos obreros a la dictadura de partido único, por poner un ejemplo)[4]

 

Volvamos al principio. Si la cuestión no es la búsqueda de un "hombre nuevo", la esencia de un ser definido a priori, ¿cuál es la justificación ética de un modo de querer andar el camino de la emancipación? Quizá la justificación resida en esa voluntad de querer simbolizar lo nuevo, de aprender a leer la realidad desde lo que provoca sorpresa y ruptura respeto de la normalidad instituida, ruptura respecto de la moralidad instituida. En el deseo militante de  comprometerse con la creación de situaciones que produzcan nuevas experiencias vitales y un nuevo universo simbólico.  Y se justifica también en la voluntad de resistir, de no ceder y darle la vuelta[5], invertir la perspectiva[6], respecto de lo que aparece como normal en las sociedades de control.

 

Sin duda, el objetivo principal hoy en día no es descubrir sino rehusar lo que somos. [.] Podría decirse, para concluir, que el problema a la vez político, ético, social y filosófico que se nos plantea hoy a nosotros, no es tratar de liberar al individuo del Estado y de sus instituciones, sino el de liberarnos a nosotros mismos del Estado y del tipo de individuación que está con él ligado. Tenemos que promover nuevas formas de subjetividad rechazando el tipo de individualidad que nos ha sido impuesto durante varios siglos (Foucault, M. 1994, 308.)

 

Pero hablábamos de un sujeto, sujetado. Es casi un oxímoron, un término contradictorio. Sin embargo, ese deseo de libertad, de buscar el camino, de construir desde la autonomía para la elección, la decisión, la creación, para la actividad de vivir, es al mismo tiempo, la sujeción a todas las determinaciones/dependencias de la actividad de vivir, tanto como condición humana como actividad social y política. (Recuerdo los tres modos de objetivación que proceden a una subjetivación, en Foucault: la objetivación científica del sujeto, la objetivación "experiencial"  del sujeto sometido a divisiones normativas, y la objetivación del sujeto como sujeto, el modo  en que aprende a reconocerse como sujeto, por ejemplo, de una sexualidad). El sujeto, dice Foucault, queda atrapado en relaciones de poder que lo configuran. "Esta objetivación y esta subjetivación no son independientes la una de la otra; es de su desarrollo mutuo y de su lazo recíproco que surge eso que podríamos llamar "juegos de verdad [...]" (Foucault 1994, 1451).

 

¿Y cómo el paso del sujeto político individual al sujeto político colectivo?

 

El paso del 'yo' al 'nosotros' y por tanto la conformación de sujetos colectivos se entiende como un proceso de emancipación social, adquiere el sentido de que los miembros de la sociedad recuperen la posición de sujetos que les corresponde, fundamentado en el interés de cada sujeto en conocer/transformar el medio poniendo en común el despliegue de sus capacidades plenas; la necesidad de llegar a acuerdos para alcanzar objetivos e intereses comunes que implican la acción y la motivación de más de un sujeto; el desarrollo de nuestra sociabilidad debería pues potenciar la necesidad permanente de llegar a acuerdos puntuales, según los intereses de cada sujeto; la conformación de un 'nosotros' singular/plural/singular, en su singular diversidad que hay que respetar y desarrollar para que cada uno alcance su plenitud, el objetivo de sobrevivir sobre el medio como guía para el desarrollo de la capacidad de ser sujetos y para establecer relaciones de cooperación, simétricas y rizomáticas con otros sujetos. (Valero, Alfonso (2009). "Sujetos colectivos" Diccionario Crítico de Ciencias Sociales.)

 

En efecto, la transición del sujeto individual al sujeto colectivo requiere voluntad de resistencia y emancipación. Y es el diálogo y la interacción entre sujetos que se escuchan en sus diferencias y se reconocen en sus particulares formas de combate y resistencia, lo que puede mostrar una forma de contra-poder frente a los mecanismos y dispositivos de la alienación.  Creo que el sujeto colectivo se muestra, se hace visible, toma cuerpo, en el camino que desarrolla políticas prácticas y prácticas políticas de transformación social. Y creo que es esa voluntad y esa capacidad para estar en el camino de la transformación, la que a su vez muestra la posibilidad, el poder de la transformación.

Para decirlo en la síntesis de Isabel Rauber[7], que recupero del módulo sobre sujeto político de "La Escuela de Formación Política Feminista"[8], cinco elementos están presentes en el proceso de constitución en sujeto político:

1) conciencia critica de la función que asigna el sistema,

2) una voluntad de cambio y asumirse parte de un colectivo que comparte dicha voluntad de cambio,

3) la capacidad para reinterpretar y resignificar dicha realidad,

4) la formulación de un proyecto, y

6) la acción social con la intencionalidad de transformar dicha realidad.

 

Sin embargo, todavía es necesario plantear algunas dudas y algunas condiciones. Si ya no es posible identificar un sujeto histórico, llamado a protagonizar el cambio social, si ya no hay una teoría total y totalizadora del cambio, qué prácticas, que políticas, qué estrategias identifican la condición de sujeto político? Recupero aquí el prólogo que Michel Foucault (1988) escribe para el libro El Anti Edipo, de Deleuze y Guattari. ¿Como invertir el orden establecido? se pregunta Foucault, y la primera condición es enfrentarse a tres adversarios que no poseen la misma fuerza, y que representan diversos grados de amenaza:

 

1) Los ascetas políticos, los militantes sombríos, los terroristas de la teoría, los que querrían preservar el orden puro de la política y del discurso político. Los burócratas de la revolución y los funcionarios de la Verdad.

2) Los técnicos del deseo, lamentables: los psicoanalistas y los semiólogos que registran cada signo y cada síntoma, y que quisieran reducir la organización múltiple del deseo a la ley binaria de la estructura y la falta.

3) Por último, el enemigo mayor, el adversario estratégico (mientras que la oposición del Anti Edipo a sus otros enemigos constituye más bien un compromiso táctico): el fascismo. Y no sólo el fascismo histórico de Hitler y Mussolini -quienes tan bien supieron movilizar y utilizar el deseo de las masas- sino también el fascismo que se halla dentro de todos nosotros, que acosa nuestras mentes y nuestras conductas cotidianas, el fascismo que nos hace amar el poder, desear aquello mismo que nos domina y explota.

 

Continúa este autor peguntándose ¿Cómo se hace para no convertirse en fascista aún cuando (especialmente cuando) uno cree ser un militante revolucionario? ¿Cómo librar del fascismo nuestro discurso y nuestros actos, nuestro corazón y nuestros placeres? ¿Cómo expulsar el fascismo incrustado en nuestro comportamiento? Par responder, Foucault enuncia una serie de "principios esenciales que resume al modo de manual o como guía para la vida cotidiana:

 

  • Liberad la acción política de toda forma de paranoia unitaria y totalizadora.

  • Haced que la acción, el pensamiento y los deseos crezcan por proliferación, yuxtaposición y disyunción, no por subdivisión o jerarquización piramidal.

  • Libráos de las viejas categorías de lo Negativo (la ley, el límite la castración, la falta, la laguna) que el pensamiento occidental ha sostenido como sagradas durante tan largo tiempo en tanto forma de poder y modo de acceso a la realidad. Preferid lo positivo y lo múltiple, la diferencia a la uniformidad los flujos a las unidades, los ordenamientos múltiples a los sistemas. Considerad que lo productivo no es sedentario sino nómada.

  • No imaginéis que haya que estar triste para ser un militante, aun cuando lo que se combata sea abominable. Es el lazo entre el deseo y la realidad (y no su fuga bajo las formal de la representación) lo que posee fuerza revolucionaria.

  • No utilicéis el pensamiento para dar a la práctica política valor de Verdad; ni la acción política para desacreditar un pensamiento, como si éste no fuera más que especulación pura. Utilizad la práctica política como un intensificador del pensamiento, y el análisis como multiplicador de las formas y los ámbitos de intervención de la acción política.

  • No exijáis de la política el restablecimiento de los derechos del individuo tales como los define la filosofía. El individuo es producto del poder. Lo que hay que hacer es desindividualizar por medio de la multiplicación, el desplazamiento, el ordenamiento en combinaciones diferentes. El grupo no ha de ser un lazo orgánico que una individuos jerarquizados sino un constante generador de desindividualización.

  • No os enamoréis del poder.

 

La educación en la construcción social del sujeto político

 

Mi propuesta es buscar el contenido en el deseo, la construcción de situaciones y el análisis político del discurso. En el deseo porque no puedo imaginar un aprendizaje en el que esté ausente la vida, y la ciudad es una constante provocación al movimiento, la exploración, la búsqueda, el descubrimiento, la posibilidad de lo nuevo, tensiones y fuerzas, en fin, de la vida. Creo que en un curriculum verdadero está necesariamente presente un sujeto con capacidad y voluntad para indagar, interrogar, problemtizar y construir lecturas singulares sobre el mundo vivido, y la ciudad es uno de esos textos culturales sobre los que poner a andar la mirada, y sobre los que articular un lenguaje que permita otras interpretaciones culturales y otras prácticas del urbanismo social más acordes con una vida digna para todas y todos.  En la construcción de situaciones porque no puedo imaginar un aprendizaje sin sujeto, un aprendizaje con capacidad para crear y transformar ambientes y relaciones que le permitan "una calidad pasional superior", como diría el situacionista Guy Debord. Y la ciudad es el escenario -psíquico y geográfico- en el que se hace posible esa creación unitaria, aunque también su contrario, la banalización. Y el análisis político del discurso porque no puedo imaginar un aprendizaje sin alfabetización para la lectura crítica de la hegemonía, y las calles y plazas, el urbanismo socialmente construido de las ciudades, es la pizarra en la que escribe sus dictados el capitalismo. (Martínez Bonafé, J. (2014)

 

La educación es un campo social en permanente disputa (Bourdieu, 1997). Si esto ha sido así, al menos en Europa desde las políticas de universalización, en el XIX, la situación actual extrema las posiciones en conflicto. El campo educativo -en la noción de Bourdieu- es el espacio social en el que agentes dotados de capitales culturales diversos disputan su hegemonía. En las últimas décadas, el nuevo capitalismo que se manifiesta bajo las formas del neoliberalismo, ha transformado la tensión histórica entre trabajo y capital apareciendo otros agentes, otros conflictos y otras formas de enfrentarlos. A esas transformaciones de lo social no es ajena la educación.

 

En el campo educativo la disputa tiene un rostro visible bastante obvio, y otro todavía oculto, en el que pretendo detenerme. El rostro visible tiene que ver con el combate por la defensa de lo público frente a las políticas neoliberales de desmantelamiento. Quizá el momento más internacionalizado de esas luchas se manifieste en los Foros Mundiales de Educación, iniciados en el 2001, y su traducción local, en el estado español, es la conocida marea verde que desborda ciudades y convoca a la calle con el grito unánime de estudiantes, familias y profesorado: salvemos la escuela pública! Sin embargo, si como viene defendiéndose en este texto, ya no hay una teoría general de la transformación, ni un sujeto histórico definido a priori, sino que nos encontramos con teorías locales nacidas del propio conflicto, y sujetos diversos que cobran identidad en su experiencia y modo de vivir el conflicto, la cuestión ahora aquí es qué sujetos y qué saberes aparecen ante la nuevas formas de disputa en el interior del campo de la educación. Y la respuesta, en mi particular apreciación, pertenece al lado oscuro, invisible, de la disputa.

 

Con el lado oscuro me refiero a lo que está en potencia, lo que asoma en momentos puntuales, lo que ocurre cuando se producen acontecimientos significativos, pero todavía no deviene visible.  Y lo que todavía no deviene visible en el cmpo de la educación, es el debate sobre lo público en un marco radicalizado de la democracia, las relaciones entre esfera pública y estado, y cómo influye ese debate en una revisión de la idea de escuela pública, y de educación pública, y cómo puede la educación intervenir en esa posibilidad de radicalización de la democracia y profundización de lo público.

 

Entiendo que el espacio público es sólo necesario cuando somos muchos los que queremos realizar juntos alguna acción. Espacio público es por tanto un concepto que se vincula directamente al de acción política, y ciertamente, no se debería poder pensar la sociedad sin ambos conceptos precedentes. Diremos con Hannah Arendt que el espacio público y la política dan autenticidad a la esfera social: “un espacio público es necesario como lugar reservado a la acción, lugar de autenticidad en el que el individuo logra, a través de una participación que es ante todo comunicación, confrontarse a otras opiniones y proyectos.”[9]  El espacio público, requiere además que todos y todas, sin exclusiones, podamos actuar como ciudadanos, es decir, que nos hayamos constituido de una sociedad civil de iguales. Como Uds. saben muy bien, el Siglo de las Luces alumbró esa categoría de “ciudadano” pero si repasan la Enciclopedia verán que se dejó en la penumbra a las mujeres, a los niños o a los sirvientes, apenas visibles en el destello de ser “miembros de la familia de un ciudadano propiamente dicho”.  La escuela como espacio público es, entonces, la posibilidad y la voluntad de una construcción colectiva de un proyecto político para la educación del sujeto y el desarrollo de la ciudadanía. Y esto plantea, al menos, un par de matices (...): uno, no puede ser un espacio otorgado por el Estado. En todo caso, el Estado deberá garantizarlo, respetarlo y defenderlo. Pero antes que otorgamiento, yo lo que veo es una conquista cívica frente al poder del Estado.  Y dos, es un proyecto de autonomía del sujeto. Nacido de la voluntad de querer estar presente, de querer protagonizar, de querer vivir la democracia social. No hay espacio público sin sujeto. (Martínez Bonafé, J. 2004)    

  

La educación puede ser un proyecto político de la ciudadanía, el proyecto de la esfera pública, el laboratorio en el que ensayar las posibilidades y los límites de lo público. Creo que la educación puede contribuir, por tanto, a la construcción del sujeto político si facilita las herramientas conceptuales y procedimentales para el aprendizaje de la lectura política de la realidad, para el análisis de lo que nos sujeta, para la comprensión de los que nos confiere identidad y subjetivación. La educación será verdaderamente educativa si alimenta el deseo de caminar y explorar nuevas posibilidades de vivir en una comprensión dialógica de las diferencias; será verdaderamente educativa si activa estrategias didácticas que permitan la creación de experiencias vitales basadas en el gesto rebelde contra toda forma de control.

 

Para ello es necesario escapar a un pensamiento dominante en educación radicalmente esencialista y tecno-científico cuya hegemonía nos hizo creer que aquello formulado como intención se alcanzaba por la simple formulación, ignorando cuerpos, biografías, historias particulares, culturas populares, situaciones y acontecimientos que, por incontrolables, pudieran poner en crisis la exactitud y la certeza de alcanzar el objetivo. Esta obsesión se manifiesta en el lenguaje de la pedagogía moderna a través de una compleja familia de palabras encadenadas tales como programación, objetivos, taxonomía, clasificación, medición, objetividad, exactitud, certeza, eficacia ....

 

Todo esto sugiere un debate en profundidad sobre el curriculum como dispositivo para la representación cultural, y en el caso que ahora nos ocupa, como espacio en el que se libra la batalla contrahegemónica. Una nueva inversión de perspectiva. No veo el curriculum aquí encerrado en lo escolar, ni como el conjunto de contenidos esenciales seleccionados de la cultura. Si, también desde hace tiempo, con Raymond Williams o Walter Benjamin, podríamos preguntarnos: ¿qué es eso que llamamos cultura?, la cuestión ahora es si podemos seguir persiguiendo las verdades esenciales sin preguntarnos desde qué cosmovisión y contra qué otras cosmovisiones construimos esa selección.

 

Con Michael Apple (1991) trabajamos el modo en que el curriculum escolar concretaba relaciones estructurales entre cultura y clase social, fetichizando la cultura y tornando invisibles las relaciones sociales en la educación. Más adelante la cuestión del curriculum fue más allá de esa relación estructural de clase para incorporar el análisis del modo en que la dominación cultural a través del dispositivo curricular incorporaba otras miradas desde el género, la raza, el sexismo o la colonialidad[10]. Pero esta no es ya la cuestión, o al menos, no es la cuestión que se pretende subrayar en este texto. Lo que pretendo desarrollar es una mirada ampliada del curriculum, que contemple los procesos de construcción social e histórica de la identidad también en otros contextos no escolares -no institucionales-, volviendo la mirada hacia los acontecimientos de la vida cotidiana, en los que también se produce una forma de pedagogía, y ya en otro lugar defendí que la ciudad es el espacio social de experiencia y subjetivación en el que se condensan esos procesos. Es decir, que la ciudad es curriculum (Martínez Bonafé,2010).

 

Si pensamos la escuela como el espacio exclusivo del curriculum, ¿cómo queremos pensar todo ese complejo conjunto de dispositivos culturales ajenos a la institución escolar que, sin embargo, producen saberes, divulgan significados sobre nosotros mismos y nuestras vidas, sobre las relaciones y los grupos sociales,  sobre el mundo en su conjunto? Mi  propuesta de trabajo, entonces, es contemplar la ciudad como curriculum. (“…no hablo de la ciudad sino de aquello en lo que a través de ella nos hemos convertido” decía Rainer-María Rilke en su Diario Florentino) Todo aquello que nos pasa, por lo que pasamos, y en ese modo de ir conformando el sentido y las experiencias de la vida, en ese modo de ir significando la vida, nos vamos haciendo y nos van haciendo. Decir entonces que la ciudad es curriculum es decir que la ciudad es producto pero también y más fundamentalmente es proceso, experiencia, construcción, proyecto y posibilidad de subjetivación y producción de saber[11].

 

Y finalmente requiere un debate en profundidad sobre el encorsetamiento institucional de la educación, dejando otros campos sociales en los que igualmente se libra la batalla por la identidad (medios de comunicación, culturas populares, ...) en manos de las pedagogías del capitalismo.

 

Si, como he sugerido, el curriculum es un espacio privilegiado del combate contrahegemónico, la siguiente sugerencia es  un debate en profundidad sobre las relaciones entre conocimiento y poder en la creación de un saber docente que vincule la pedagogía con las políticas de construcción del sujeto político. No es posible la construcción del sujeto político desde la educación si el docente no reivindica su condición de sujeto político. El papel que el sistema de enseñanza le asigna es el de técnico que aplica contenidos y procedimientos que otros pensaron en un nivel superior del sistema. Sin embargo, la condición de pública de la escuela y de la educación requiere del enseñante la voluntad de independencia, juicio crítico y formación para la autonomía responsable. El ensayo de las posibilidades de lo público exige de los y las docentes capacidad profesional para nutrir de experiencias que posibiliten el pleno desarrollo de la personalidad humana, y capacidad política para buscar espacios de investigación y reflexión que le nutran de saberes de emancipación profesional.

 

Por último,  creo que el modo en que de los movimientos sociales se plantean o no sus políticas de transformación como prácticas educativas sería otro relevante punto en el orden del día del debate social sobre el sujeto político. Dando por supuesto que un movimiento social es un agente de transformación social, produciendo en las luchas sociales concretas un modo de alfabetización -de toma de conciencia crítica-, la cuestión que aquí planteo es sobre la pedagogía social de tales movimientos. He visto luchas sociales con una didáctica -un modo de manifestarse públicamente los argumentos y estrategias de transformación- tremendamente conservadora, tecnocrática, autoritaria.  Y al contrario, he visto otras en las que las calles y plazas fueron un creativo texto didáctico (recordemos, por ejemplo, el movimiento del 15M). Y lo que me pregunto es si en el debate político sobre las políticas de transformación de un movimiento social está presente este carácter pedagógico que imprimen a sus luchas, y más específicamente, con qué pedagogía producimos sujeto político desde nuestras particulares y concretas luchas sociales.     

 

 

BIBLIOGRAFÍA

 

Apple, Michael (1991) Ideología y curriculum. Madrie, AKAL.

Badiou, Alain (1999) El ser y el acontecimiento. Madrid, Manantial.

Bourdieu. Pierre. (1997). Capital cultural, escuela y espacio social. México: Siglo XXI.

Flores d’Arcais, Paolo (1996) Hannah Arendt. Existencia y Libertad.  Madrid, Tecnos. p.55

Foucault, Michel (1988) "Prólogo: Introducción a la vida no-fascista" en Deleuze, G. y Guattari, F: El Anti Edipo.(edición inglesa)

Foucault, Michel (1994) Hermenéutica del sujeto. Madrid, La Piqueta.

Ibáñez, Jesús (1998): Del algoritmo al sujeto. Perspectivas de la investigación social. Madrid, Siglo XXI.

Martínez Bonafé, Jaume (2004) "Esfera pública, conocimiento escolar y didáctica crítica" , en Con-ciencia social: anuario de didáctica de la geografía, la historia y las ciencias sociales, ISSN 1697-3127, Nº. 8, 2004 (Ejemplar dedicado a: Didáctica Crítica y Escuela como Espacio Público), págs. 51-6

Martínez Bonafé, J. (2014) "La ciudad como contenido del curriculum". Cuadernos de Pedagogía, monográfico, julio/agosto.

Rancière, Jaques (2010) La noche de los proletarios. Buenos Aires, Tinta limón.

Zizek, Slavoj (2001) El espinoso sujeto. El centro ausente de la ontología política, Buenos Aires. Editorial Paidos.

Tadeu da silva, Tomaz (2001). Espacios de identidad. Barcelona. Octaedro.

Valero, Alfonso (2009). "Sujetos colectivos" Diccionario Crítico de Ciencias Sociales.)

 

 

 

 

 

[1] "Situación paradójica del sujeto/sujetado, de la que extrae precisamente su potencia para conocer/actuar: pues puede funcionar como sujeto en la medida en que, estando sujetado, sujete a lo que le sujeta. (Jesús Ibáñez, 1998)

 

[2] Quizá en un sentido cercano a lo propuesto por Badiou (1999)

 

 

[3] Slavoj Zizek (2001)

 

[4] Sobre esta idea provoco en mi mismo la duda bíblica de la Torre de Babel: ¿de qué modo los saberes particulares, los lenguajes contingentes, nacidos de las luchas concretas, encuentran códigos comunes de respuesta a las sociedades de control?.

 

[5] Recuerdo "la noche de los proletarios" en el texto de Rancière. Es en la noche, cuando se escapa al control de capataces y patrones, que los obreros ocupan los lugares que durante el día se asignaban al trabajo, para distribuirlos de otra manera, discutir y formarse discutiendo a los filósofos,... (Rancière, Jaques 2010)

 

[6] en el sentido situacionista

 

[7] Rauber, Isabel. Los Dilemas del sujeto. Movimiento social y organización política en América Latina. Lógicas en conflicto. Reflexiones acerca del sujeto sociopolítico de la transformación social latinoamericana en el siglo XXI. Cuba, 2003 www. nodo50.org/cubasigloXXI/.../ponencias.htm, 9-10.

 

[8] http://www.semillerosdepensamientos.org/include/uploads/nodo/MODULO_5_%28SUJETO_POLITICO%29.pdf

 

[9] En FLORES D’ARCAIS, Paolo (1996, p.55)

 

[10] Un libro magistral en este sentido fue Tadeu da Silva, T (2001)

 

[11] Un mayor desarrollo de  esta propuesta puede verse en Martínez Bonafé, J. (2010)

 

 

.......................................................................

CURS D’EXPERTS EN EDUCACIÓ INFANTIL- 1

 

 

-Pròleg del primer seminari.

 

Hem començat el curs! Hem tornat a trobar-nos per celebrar una nova festa de l’educació[1]. Moltes cares conegudes i altres moltes noves... sensacional!!

 

Des de que al mes de setembre encetarem el pla de formació i desenvolupament professional AMESTI EDUDCACIÓ del curs 2014/2015 amb la realització de les jornades d’educació infantil-2014[2], tot han sigut regals. Infinits regals d’arreu del món, presentats de mil i precioses maneres, però sobretot manifestats en vivències, emocions, aprenentatges, vincles, creixement, professionalitat, afectes, somriures, sentiments, benestar... i paraules.

 

Sí, paraules...

Quantes paraules; eminències de les paraules; tantíssimes sabies i enriquidores paraules que hem tingut el privilegi d’escoltar, de sentir, de compartir i, fins i tot, d’estimar-les. Paraules que estem difonent i portant a terme, amb alegria i felicitat. Paraules que hem i ens han regalat incondicionalment, i que, alhora, tots plegats, hem regalat al món -a tot el món- amb l’esperança, la convicció i la il·lusió de que les va sentir, les va a gaudir i va participar d’elles.

Ho recordes, ho recordeu... És com quan varem sentir les paraules dels nostres infants, de la nostra societat, de la natura, dels altres professionals, dels estudiants i, per suposat, dels nostres propis cors... I tinguérem passió, i ho compartirem amb el món...

I sabeu, han segut milions de paraules, o tal volta bilions, i totes elles increïbles... Són com les estrelles: sempre estan allí, però has de parar-te per apreciar-les, per conèixer-les, i has d’aprendre a mirar-les una per una i a totes juntes. Sí, com una constel·lació de paraules: cadascuna amb una forma, una lluentor i un so especial, però alhora, totes apassionadament unides per un fi comú. Així, amb el clima propici, aquestes comencen a connectar amb un llenguatge universal, i totes elles juntes creen i conformen la nit més bella i magnífica que pugues somniar.

 

Quina meravella, quin gaudiment, quin infinit cercle de paraules i fets...

Com els grans cercles anomenats meridians de la Terra, que com sabem no separen ni condicionen ni divideixen, si no que integren, vinculen i uneixen el món.

 

Sabeu, de fet, tantes són les paraules que la qüestió se l’anem a traslladar a dos grans amics, mestres i matemàtics, o tal volta ho pugues fer amb el teu alumnat: Així, la proposta - investigació consisteix en que si poden fer el càlcul de, en només al saló de conferències, quantes paraules hem compartit, debatut, interioritzat, après, gaudit i intercanviat des d’aquell dia...

Quantes voltes arribarem a donar al món?

 

Així doncs, hem de ser justos amb totes eixes paraules, i amb la resta d’elles també. Sí, hem de ser honestament creatius. Per tant, regalem aquest escrit, que es desenvolupa com un relat valoratiu, i que amalgama, d’una forma original, la narrativa de les paraules i dels fets viscuts amb l’anàlisi reflexiu del primer seminari del Curs d’Experts en Educació Infantil- 1.

 

Dedicat a totes les persones que fem possible aquesta realitat...

Dedicat a la confiança, l’estima i la incondicionalitat...

Amb amor, dedicat a tu.

 

AMESTI EDUCACIÓ

(4 i 5 d’octubre de 2014)

 

 

.......

[1] Jaume Martínez Bonafé.; Revista All i Oli; València, 2014.

 

[2] De 0 a 6 raons i emocions per enriquir la pràctica a l’educació infantil; València, 5 i 6/09/2014.

 

.......

 

LA INFANTESA, LES EXPERIÈNCIES, L’AMOR, L’EDUCACIÓ I EL COMPROMÍS: UN LLENGUATGE UNIVERSAL

-Introducció

Relat 1: un acomiadament de benvinguda

 

-Sonen igual que en La Havana, deia la mestra, mentre el ritme d’aquell palpitar universal tornava a sonar...

Encara que us puc contar que cadascuna, al mateix temps, té la seua pròpia melodia, inclòs la seua pròpia fragància...

-Sí, sonen les ones i notem el seu so, va dir un dels xiquets que, bocabadat, no sabia distinguir, si era de la mar o dels seus ulls o de les dues coses o d’altres moltes, aquell blau, tan viu i tan dolç, que li feia vorer més enllà. Xiquet aquest que, per cert, tanmateix, havia segut capaç de sentir aquell fet entre tants sorolls i converses entrellaçades...

I feliç, amb un somriure quasi tan gran com tu, va dir: però sobre tot, de veritat, puc sentir-les... i, a més a més, sonen igual que el meu cor...

 

I sembla, pel que va passar a continuació, que hi havia més persones que podien sentir-ho, i que de fet, l’havien sentit. Perquè, de sobte, i alhora que trencava aquella nova ona com una tendra cançó de tardor, la més menuda del grup va agafar alè, i es va llençar sense por... i va preguntar:

-I si totes les ones sonen igual a tots els llocs, distints cors poden també sonar igual?...

 

-Pot ser, si ens parem a escoltar, podrem investigar-ho i tal volta descobrir-ho, va comentar emocionada aquella mestra, humil i il·lusionada, que es sentia més alumna que mai...

 

I va sentir córrer l’espai i el temps per les seues venes; i el seu sistema limfàtic i les endorfines més elegants de les que disposava feien festa al seu interior, quasi igual, com, quan, aquell dia, en que les ones sonaven d’una forma històricament particular, es va sentir infant, es va sentir persona, es va sentir mestra...

 

-Primer seminari del Curs d’Experts en Educació Infantil- 1: L’experiència Educativa a Reggio Emilia i Pedagogia de la Tendresa

 

Relat 2: hui és un altre dia especial

A la resta dels carrers propers, aparentment, tot seguia igual, però totes les persones que allí estàvem, sabíem que tant personal com professionalment, com individual i col·lectivament alguna cosa continuava succeint, millorant i enriquint les nostres vides i, per tant, també les dels altres, i, per tant, també les de tot el món... Això és molt gran...

 

 

Pot ser alguns l’anomenen consciència universal, altres plenitud, altres transcendència, o d’altres gaudiment, compromís o forma de vida... però, siga com siga el seu nom i vinga d’on vinga la seua arrel, tots ells es defineixen amb paraules. Tal volta tinguen una escriptura, una simbologia, un llenguatge o un so semblant o tal volta diferent, però tot són paraules, que emet una persona, un ésser humà concret.

 

Per tant això, les paraules -aquestes paraules potents i clau, les paraules sàvies que ens ajuden a millorar i aprendre, les paraules humils i sinceres que ens fan cosquerelles al cor, que ens accionen apassionadament i que equilibren i fonamenten la vida, el desenvolupament i la justícia social- no tenen fronteres ni distàncies; les paraules no es poden manipular, ni es poden utilitzar il·lícitament, però, tot i això, és cert que tampoc són una “marca enregistrada”.

 

Llavors, les paraules tenen el poder de transformar, d’ensenyar i de decidir: tenen esperit crític, tenen emocions, tenen personalitat, tenen rellevància, tenen consciència, tenen dignitat, tenen nom... Igual que tu i que jo.

Pots jugar amb elles, pots amassar-les, pot viure-les, pots cultivar-les, pots experienciar-les... i, per suposat, has de mimar-les, respectar-les i fer-les realitat.

Just en aquest moment les faràs veritablement teues i, sense adonar-te, les regalaràs, sense preu, al patrimoni de la humanitat. Així, d’aquesta manera, mirant-les als ulls, és com podem aprendre i començar a parlar en aquest meravellós llenguatge universal que dóna títol a aquestes paraules de reflexió.

 

Així doncs, sabem que expressar-se és fins i tot un dret reconegut; també coneguem el fet de que per si mateixes les paraules tenen un pes, una història i un valor tan gran i tan infinit com mai podrem arribar a conèixer, i, alhora, unes magnituds i unes repercussions increïbles de les que, al mateix temps, hem de ser conscients per actuar amb honestedat, coherència, respecte i responsabilitat.

 

Decidir, fer, estimar, escoltar o aprendre són paraules que es creen d’altres paraules, i que a més de tindre la seua immensa importància com a tals, tenen la capacitat tant de generar també unes altres noves i riques, com de convertir-se en realitat, en felicitat i en història present i futura.

 

Són eixes lletres que, al pentagrama de la vida, composen qualsevol paraula, missatge, frase, discurs, enfocament, afecte, decisió o aprenentatge. Com el teu o com el meu nom, o com la història d’aquells versos, o com les experiències traduïdes en paraules que des d’AMESTI estem tenint el regal de compartir, d’escoltar, de vivenciar, de sentir des de ja fa algun temps...

 

Relat 3: Obrir les maletes plenes del viatge

 

Després de tancar la porta, és clar, obrirem unes d’altres. I així ens trobarem com a la llar de casa...

 

En aquell moment, cadascú de nosaltres ja estàvem en llocs diferents, però realment ens podíem quasi tocar, ens trobàvem units, recolzats i arropats tant per cadascú dels altres com per infinitats de forts vincles comuns que totes i tots compartim i ens uneixen.

 

I així, ens vàrem arreplegar en un espai íntim i acollidor.

Feia fresqueta; aquesta fresqueta amb aroma mediterrani que et va arropant a poc a poc... Quan la llum de la lluna, -que tal volta brille igual en algun o en molts o en tots els llocs del món- ens va guiar harmònicament i ens va convidar a reflexionar allí.

Clic!, va sonar dins nostre, quan de sobte l’aigua de la font de l’estany va començar a brollar. Totes i tots ens vam mirar i començàrem a somriure més encara...

Sí, efectivament ja estava fosc, encara que la llum de la lluna i d’algunes estrelles ens continuaven il·luminant. Tot i això, algú (del que no ser dir-te el nom, però sé que s’identifica amb determinades paraules que comencen per Creativitat i terminen per Felicitat) va agafar una llanterna i davant l’expectació de la resta del grup, va enfocar-la al tall d’aigua que eixia, elevant-se majestuós com un nadó al nàixer, des de la foscor del llac.

 

I hem observat, i hem sentit, i hem descobert un gran cercle de colors format per les minúscules gotes d’aigua que amb llibertat brollen de la font.

I hem aprés, i hem comprés, i hem viscut...

I l’hem mirat d’altra manera, d’una forma especial, profunda i tendra i, com si d’una dansa es tractara, hem pogut aprendre que aquest meravellós cercle es mou amb harmonia i diversitat, i està en continua evolució, en constant desenvolupament, alhora, que cada segon creix i impregna, enriquint el seu entorn, exponencialment al número de gotes que flueixen, participen i s’amalgamen per fer-ho possible.

 

Som gent afortunada.

Fa hui justament un mes, un nou apassionat mes a les nostres vides, des de que l’Associació Educativa AMESTI EDUCACIÓ vam tindre el privilegi i el regal de compartir amb grans mestres les jornades d’educació infantil-2014.

I, així, quasi sense prendre alè, hem tornat a viure aquesta fabulosa sensació.

Així és: Immersos en un ambient acollidor, reflexiu, professional, respectuós, participatiu i d’intercanvi, molts grans mestres aprenent, ensenyant, compartint, gaudint... Moltes diferents i diverses paraules, multidireccionals formes d’expressar-les... però totes ens han regalat el mateix missatge, totes han parlat aquest llenguatge universal al que ens referim...

 

I parlem d’aquest missatge d’entrega total, de passió incondicional, d’aprenentatge continu, d’experiències, de millora i desenvolupament, d’amor, de professionalitat, de compromís, d’acció i coherència, de consciència pedagògica, de coneixement, de reconeixement, de respecte, d’infantesa, de vida... Ens referim a l’essència d’aquestes paraules, a la possibilitat que tens de decidir i de fer-ho realitat, a l’ocasió i aprenentatge de fer teues eixes sàvies paraules, de compartir-les i gaudir-les, i, així, regalar-les al món.

Des d’AMESTI EDUCACIÓ ja hem començat...

 

 

Un viatge inesperat...

 

Durant el primer seminari del curs, sense moure’ns de les nostres butaques, hem realitzat un viatge de formació professional i d’aprenentatge per la vida des de València fins a L’Havana, fent escala en la “bella Itàlia”.

 

Primera parada: Reggio Emilia.

La mestra Conxa Delgado i Amo, Güin per als amics -gran professional i amiga, i sòcia AMESTI-, ha fet d’extraordinària guia i perfecta transmissora de l’experiència pedagògica, educativa, conceptual, comunitària i de vida que hi ha en els fonaments i la pràctica real d’aquest model educatiu i social que es defineix amb les paraules: Reggio Emilia.

 

Així, amb el suport i la col·laboració de la mestra Maite Fuster Pérez, i recolzant-se amb exemples reals que es porten a la pràctica actual en diferents espais educatius amb infants des dels zero anys, ha aportat i desenvolupat una visió profunda, ampla, documentada, metodològica i teòrica, basada en la seua ampla experiència personal i professional, i ens ha mostrat i proposat també, multitud d’experiències, d’iniciatives, d’aplicacions i de possibilitats pràctiques i de funcionament per desenvolupar i portar a terme de diverses maneres en la nostra pràctica educativa.

 

Durant aquesta escala del viatge, i conduits per la nostra fabulosa guia, tanmateix hem tingut el gran regal de conèixer una mica més al gran mestre Loris Malaguzzi, que, novament, ens ha tornat a recordar la importància del rigor professional, de l’organització i la responsabilitat, de la formació continuada i la investigació, del plaer d’aprendre i d’ensenyar, de la consciència pedagògica i global, del treball comunitari, cooperatiu i honest, del poder de l’amor i l’afectivitat, de la publicitat, els drets i la universalitat de l’educació, del respecte als ritmes individuals i les seues aportacions al col·lectiu, dels compromisos com a mestres, persones i humans respecte als infants, a la societat i a l’entorn, del privilegi de ser mestres, i dels reptes en la millora, la qualitat i el benestar individual, col·lectiu, social, cultural, etc., basats en l’educació i el desenvolupament, que tenim com a ensenyats i aprenents de i per la vida, i que des d’AMESTI EDUCACIÓ compartim plenament.

 

Ja en Pistolla, la mestra i guia de viatge, amb savis i contundents arguments, inclús parafrasejant al mestre, ha tingut paraules serioses respecte a l’estètica, la motivació, les produccions, les decisions, les “polítiques” educatives, la documentació històrica i pedagògica, el benestar i l’expressió individual i col·lectiva.

Així, com si estiguérem entrant a una de les escoles municipals de Pistolla, el comité organitzador, ha ambientat el saló on s’ha desenvolupat el monogràfic de formació com un autèntic museu educatiu, on làmines fotogràfiques descriptives dels continguts del seminari i murals i produccions creades pels infants[3], recolzaven, donaven valor, acollien, potenciaven, argumentaven i documentaven, d’una forma estètica, acollidora, creativa i motivadora, tant el model educatiu en el que hem aprofundit com la seua aplicació i realitat pràctica.

.......

[3] Làmines i produccions infantils cedits per Maite Fuster Pérez i AMESTI EDUCACIÓ.

 

.......

 

Relat 4: Ei, hem portat regals!

 

De sobte va començar a ploure, i, sense paraules, tots i totes recordàrem l’aroma intens d’aquelles paraules, d’aquella inoblidable convivència, d’aquell intercanvi, d’aquella ensenyança de vida i per la vida, d’amor, de desenvolupament i d’experiències que ens varen regalar, entre d’altres, dos magnífics mestres com són Jaume Martínez Bonafé i José María Toro Alé, fa hui, precisament, un mes.

Tota eixa llum que aparentment minvava de l’energia de la llanterna, pareixia com si l’anàvem guanyat nosaltres transformada en claredat, creixement, plenitud, col·lectivitat, satisfacció i saviesa. I, a més a més, teníem la convicció plena de que no només la lluna i les estrelles ens ajudaven i il·luminaven amb la seua lluentor, obrint-nos portes i camins, i altres formes de mirar la vida, l’educació, la infantesa, la societat, les relacions, les decisions, l’evolució, la participació, el desenvolupament, l’aprenentatge... I com les gotes d’aigua fluint, la nostra possibilitat d’acció, entrega i implicació personal i professional.

 

-El món ens està fent un somriure, vam pensar emocionats...

I moguts pel compromís i la responsabilitat, i parlant en el llenguatge universal que pot ser ja coneixes, vam preguntar-nos, gaudint i aprofundint alhora de les reflexions: som conscients del que estem vivint? I del que estem ajudant a crear? I de la magnitud de la que som participants actius i protagonistes junt a molts altres, amb els que estem establint vincles afectius, professionals i de compromís, de millora, treball i d’estratègies comunes de dignificació, equilibri, desenvolupament, benestar, justícia i felicitat humana?

La resposta unànime és SÍ. Per això, estem ací.

 

Buaa!! La llanterna va caure dins de l’estany... I la dificultat es va convertir en possibilitat... Perquè no l’havíem vist, però al caure la lluminària al fons -i mentre va durar el mecanisme- va il·luminar tot un món interior al que estàvem siguent aliens... I així, vàrem descobrir plantes aquàtiques, insectes, cullerots i peixos que ens estaven acompanyant des del inici... I recordàrem les sàvies paraules que ens regalaven grans mestres del cor: “des del començament de la vida mai es deixa d’aprendre*” i “mai hem de perdre la condició d’alumnes**” . 

A poc a poc la llanterna es va apagar...

 

.......

 

*Lydia Turner Martí; Curs AMESTI EDUCACIÓ d’Experts en EI-1; València, 4 d’octubre de 2014.

**José María Toro Alé; Jornades d’Educació Infantil-2014; València, 6 de setembre de 2014.

 

.......

 

Arribada: Aeroport José Martí de La Havana

 

Ja estàvem allí, després d’un llarg viatge havíem arribat...

I ens va acollir la millor amfitriona que podíem tindre: la gran mestra Lydia Turner Martí.

Així, de la seua mà, en un altre continent, hem pogut sentir novament parlar en aquest llenguatge universal.

 

 

(...)

 

Pau Aleixandre i Barreda.

 

 

 

Article de reflexió.

Pau Aleixandre i Barreda. Mestre d'educació infantil i primària. AMESTI EDUCACIÓ

Descarrega't l'article

Article d'estima a Lydia Turner Martí

Llorenç Giménez i Tarazona. Contacontes i amic i col·laborador d'AMESTI EDUCACIÓ

A mi em diuen Sandra i visc a Providència un poble de la República Argentina.

Lídia és una mestra de Cuba.

Ella és una de les poques mestres que quan parles t'escolta, ara us ho conte...

Fa uns mesos va impartir una xarrada a l'escola Manuel Beltran del meu poble.

Assistiren pares, mares, docents i dos xiquets Adolf i jo.

Allí és on la vaig conéixer.

Mentre Lídia explicava i raonava amb els assistents Adlof i jo estaven dibuixant.

En acabar li'l vaig regalar, Lídia el va mirar, l'ensenya als assistents i se'l guardà.

m'encantà.

Una vegada acabat el col.loqui digué si voleu fer qualsevol pregunta podeu fer-la.

I, Adolf li n'hi havia dues però estava despistat i no li les va dir.

 

A mi si que me les va dir, i jo em vaig quedar amb la boca oberta, i vaig pensar. que difícils¡

 

En acabar el taller la vaig convidar a vindre a sopar i dormir en ma casa.

Ella em digué:

- Un altre dia Sandra, la teua mestra Rosario ja m'ha preparat l'habitació i hem quedat per a sopar amb els companys de l'escola.

-Però queda pendent, t'havera preparat una nit del pijama.

- Dacord. El que si que farem serà parlar per email.

I parlant amb MªFé la seua mare intercanviaren els correus electrònics.

 

 l'endemà tornà a la seua estimada ílla.

 

Des  d'eixe dia amb l'ajuda de la meua mami parle amb ella.

En la primera conversa li vaig preguntar les dues qüestions d'Adolf que no preguntà:

-Lídia tu que eres mestra de mestres: Saps per què les teranyines que fan les aranyes són totes de la mateixa forma?I: Per què no hi ha teranyines de colors?

 

Lídia em digué:

- Preciositat de providència i tota la província de Santa Fé, d'ací uns dies et contestaré per què no ho sé. Però un amic meu, molt bon amic que és president-coordinador de tots els científics cubans i vicepresident dels llatinoamericans Sivio Savio segurament ho sabrà.

 

Aquesta vegada Lídia no em contesta per email, no¡

Em feu arribar per correu urgent aèri una carta amb sobre, paper i  segells. En la part de davant estava escrit el meu nom: Sandra Alegre Sol, amb l'adreça i per la part de darrere el nom i l'adreça de Lídia Turner.

 

La vaig llegir primer als de casa i després a la classe i més o menys deia així:

Estimada amiga Sandra... primer besos a totes els que estimes i t'estimen.

Ara anem a les preguntes d'Adolfet.

Vaig visitar a Silvio, el científic number one de Cuba i les Antilles i un poc més enllà, davant de la primera pregunta:- Per què totes les teranyines siguen iguals tan es val si són Africanes, Americanes, Asiàtiques, Europees o Austaliane.

Es quedà mut. Als segons em digué:

- Doncs Lídia no sé que contestar. En la propera reunió de científics de l'ílla ho diré.

 

Ho va plantejar i cap dels assistents va saber que dir.

Una cosa quedà clara a partir d'eixa reunió:

Exposa Silvio savio:

- Seria convenient convidar periòdicament a alumnes de l'escola infantil i de primària per a plantejar qüestions, dubtes, fantasies... que sols una ment d'infant pot plantejar.

I per a la segona el mateix, ni idea. El que si em digué Silvio, que una científica de nom Haydée Arteaga, per la nit li contà als seus néts una història que es titulava:

 

-  L'arc Íris atrapat per les teranyines tristes.

Una història preciosa on les cases abandonades, estables, coves, castells tenien alegria gràcies a les teranyines enteranyinades de coloraines que havia regalat l'arc en cel.

 

Gràcies Sandra, Adolf, Providència...

 

La carta la guarde com un gran tresor, el tresor de l'amistat.

 

Vos ho he de dir un secret, jo tinc 5 anys, sí la narradora de la història i Lídia la cubana 80 anys; y és la millor amiga que tinc.

Ma mare, Mª Fe, em diu que ella li ha dit  diu en les conferències, xarrades, ponències, tallers, col.loquis:

- La millor amiga que tinc i no és la meua néta té 5 anys, li diuen Sandra Alegre Sol i viu a l'Argentina en un poble de nom Providència.

 

Per cert la propera vegada que vinga a casa no s'escaparà de la festa del pijama que Adolf i jo li prepararem.

 

Llorenç Gimenez i Tarazona

 

 

  • Wix Facebook page
  • Twitter App Icon
  • Google+ App Icon

AMESTI EDUCACIÓ

és

 

Transmetre a la societat educativa un esperit renovador, creatiu, crític i just, basat en l'aprenentatge actiu, afectiu, experiencial, holístic, competencial i global de l'infant.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now